Control Interno

Control Interno es el proceso efectuado por los entes públicos, sus titulares y los demás servidores públicos de la institución, con objeto de proporcionar una seguridad razonable sobre la consecución de las metas, objetivos institucionales y la salvaguarda de los recursos públicos, así como para promover, evaluar y fortalecer el buen funcionamiento del Control Interno en los entes públicos para prevenir faltas administrativas, y actos contrarios a los principios y valores que rigen el servicio público con la promoción, vigilancia y supervisión de la Contraloría del Estado por sí o a través de los Órganos Internos de Control de la Administración Pública Centralizada y Paraestatal.

Administración de riesgos es el proceso realizado por las Dependencias o Entidades de la Administración Pública del Estado, que tiene como propósito identificar los riesgos a que están expuestas en el desarrollo de sus actividades y analizar los distintos factores que pueden provocarlos, esto con independencia de los demás mecanismos de control e instrumentos de rendición de cuentas llevadas a cabo por la Contraloría del Estado y los Órganos Internos de Control.

Objetivos del Control Interno

El Control Interno tiene como objetivo proporcionar una seguridad razonable en el logro de objetivos y metas de la institución dentro de las siguientes categorías:

Operación: Eficacia, eficiencia y economía de las operaciones, programas y proyectos.

Información: Confiabilidad, veracidad y oportunidad de la información financiera, presupuestaria y de operación.

Cumplimiento: Observancia del marco legal, reglamentario, normativo y administrativo aplicable a las Instituciones, y

Salvaguarda: Protección de los recursos públicos y prevención de actos de corrupción. 

Los cinco componentes del Control Interno

1.- Ambiente de control

Es una serie de factores presentes en la organización y que definen parámetros tácticos y operativos.

Está compuesto por la integridad, ética y conducta institucional.

2.- Evaluación de riesgos

La evaluación de riesgos es un proceso dinámico e interactivo orientado a identificarlos y gestionarlos para garantizar la consecución de los objetivos.

Identifica, analiza y evalúa riesgos para garantizar para cumplir los objetivos.

3.- Actividades de control

Las actividades de control interno son políticas y procesos que se implementan para lograr diversos objetivos operacionales, financieros y de cumplimiento.

Medidas establecidas en las políticas y manuales de procedimientos que ayudan a mitigar los riesgos que afectan al cumplimiento de las metas y objetivos institucionales.

4.- Información y comunicación

Análisis de comunicación interna y externa para llevar el control diario, para que el personal comprenda sobre las responsabilidades e importancia del control interno.

5.- Supervisión

Auditoria interna, autoevaluaciones, mejoras continuas, a través de controles que ayuden a identificar y modificar las condiciones para poder cumplir metas y objetivos.


Imprimir